Una estrategia de promoción exitosa es concreta, directa, específica, emocional y de alto valor; así es como se convierte en un impulso potente que detona la acción de compra. Hay que precisar que una promoción no se limita a un descuento, ya que este es solo un tipo de promoción. Las promociones son versátiles, se adaptan a muchas empresas sin importar el sector y se enfocan en el producto concreto que se tiene en las estrategias de marketing y ventas.

Es importante destacar que la promoción no puede ser permanente, sino que se hace en un periodo limitado para generar un mensaje de urgencia dirigido una audiencia concreta. Al darse a conocer, una promoción indica cuál es el elemento de interés para su audiencia específica; convirtiéndose con ello en una oferta tan atractiva e irresistible, que lleva a la compra.

Beneficios para tu negocio al utilizar promociones

Una estrategia de promoción tiene diversas ventajas para tu negocio siempre y cuando la apliques de la forma adecuada y con acciones concretas para darla a conocer. Entre los beneficios que tu negocio puede obtener al aplicar promociones resaltan:

  • Visibilidad de marca.
  • Mejora de la percepción de marca.
  • Mayor posicionamiento.
  • Reconocimiento de marca.
  • Impulso a ventas.
  • Ventas recurrentes.
  • Apoyo para la fuerza de ventas.
  • Refuerzo de las acciones de marketing.
  • Deleite y fidelización de clientes.
  • Generación de leads (no es un beneficio directo, pero puedes llegar a conseguirlo).

Si quieres que tus promociones te traigan estos beneficios, debes cuidar la creatividad (ya que es un factor esencial para crear tus propias promociones). Al hacerlo tendrás más posibilidades de generar una conexión con tu público objetivo; además potenciarás este efecto si conoces a tu audiencia.

Hay varias clasificaciones de promociones, pero en realidad todas se pueden englobar en seis categorías de las que se desprenden diversos tipos. A continuación podrás ver la tipología de promociones que las engloba en seis categorías, técnicas para mejorar la implementación de esta herramienta y varios ejemplos que podrás utilizar durante el 2021.

1. Precio

Son las promociones más usadas porque su efecto es inmediato y contundente. Se trata de una estrategia que hace notar una diferencia de precio, rebaja o menor inversión con mayores beneficios. Seguro has visto alguna vez un letrero que indica «a mitad de precio»; suele ser irresistible no comprar si es algo que realmente estabas buscando.

2. Obsequio

Otro tipo de promoción popular es la que te regala algo, sea un producto relacionado o el mismo artículo, pero con alguna variante. Funciona bastante bien decir «si compras esto te llevas un regalo».

3. Demostraciones

Son también conocidas como promociones personales porque son más específicas en cuanto a la interacción de la marca con su audiencia. Más que la venta lo que está buscando esta estrategia es el conocimiento del producto o servicio.

4. Cupones

Es una técnica versátil que puede sumarse a otras promociones como descuentos o regalos. Cubre diferentes objetivos, pero siempre abonará a favor de la fidelización de clientes; la clave es que estos cupones tienen una fecha de vencimiento, lo cual provoca que las personas consuman con anticipación para usar su cupón.

5. Novedad

Estas promociones aplican cuando hay un lanzamiento, un rebranding o algo nuevo que decir sobre una marca. Esto conduce a una interacción entre las personas y el negocio porque tienen curiosidad y quieren conocer e informarse sobre lo nuevo.

6. Dinámicas

Las promociones que propician interacción, juegos o dinámicas con su audiencia pueden buscar el impulso de venta, pero también otros objetivos como el reconocimiento de marca. Se trata de promociones que podrían vincularse a alguna de las anteriores y cuya esencia es la interacción con las personas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish
Abrir chat